6/11/17

W.A.S.P. Sala Razzmatazz 1 - 04/11/17.



Parece que está entrando con fuerza en muchas bandas, desde hace unos años, lo de celebrar el aniversario de la edición de algún disco emblemático, y en alguno de los casos si es conceptual mejor que mejor, cosa que a los que nos gustan estas grabaciones nos dé oportunidad de disfrutarlas en directo.
En esta ocasión ha sido W.A.S.P. con su Reidolized  que no es otra cosa que la interpretación de su disco de 1992 The Crimson Idol en su 25 aniversario de salida con un nuevo y más completo montaje sonoro y fílmico.
En principio tenía que abrir la noche BEAST IN BLACK, la nueva banda del guitarrista ex-BATTLE  BEAST,  Ander Kabenen, pero por una avería de su bus y, parece ser que mal rollo por la falta de seriedad en la contratación de la gira, decidieron abandonar esta, dejándonos con las ganas de verles y escucharles en la presentación del más que prometedor  Berseker  que es como se llama su álbum debut... Esperamos poder verlos pronto!



Después de una buena tanda de clásicos heavys para distraer al personal, porque desde las 19.30 que se abrieron las puertas y hasta las 21.05 hay que calmar a las fieras, se apagan las luces y saltan a escena Blackie Lawless y sus W.A.S.P. parapetados por 3 pantallas en las que se proyecta la película que nos cuenta la historia del ascenso y caída de la ficticia Rockstar,  Jonathan Steel.


Da la impresión que la convocatoria ha sido exitosa, porque sin llegar al sold out que se produjo en Madrid la noche anterior, la sala 1 del Razz tiene una buena entrada a tenor de la aclamación que recibe la banda en el momento que pisa el stage.
Un voto a favor tiene el hecho de encontrarnos con un Lawless  en mejor estado físico y vocal del que esperábamos y una banda muy compacta, con un buen sonido y volumen en la interpretación, incluyendo intros pregrabadas en todos los temas de este The Crimson Idol, que algún fan no lo catalogaría como el mejor ni más emblemático disco de la banda, pero que para nada es el peor.
 






















El voto en contra es que se ecualizan los coros de manera que se notan un pelín pregrabados y alguna ayudita que recibe Blackie desde la mesa, por lo demás la horita que ocupa esta obra se pasa como un rayo y la disfrutamos muchísimo.
Sobre todo sonaron muy contundentes The Invisible Boy, Chainsaw Charlie (Murders InThe New Morgue)  y Doctor Rockter, más el momento mágico que supone Hold OnTo My Heart  y ese gran final que es The Great Misconceptions Of Me.

Unos 7 minutos después de haber abandonado el escenario regresan y el tio Blackie se digna a decir "Buenas noches Barcelona" y si queríamos más (ya le vale, jaja), para interpretar L.O.V.E. Machine, Wild Child, la nueva Golgotha  y la aplastante I Wanna Be Somebody, dejando al respetable más que satisfecho con una actuación de 95 minutos en que Lawless demostró que a sus 61 años recién cumplidos puede seguir ofreciendo buenos conciertos con los que contentar a sus fans.

TEXTO: Ferkiss.
FOTOS: Metalmaniac.