11/7/18

Kiss+Megadeth - Wizink Center. 08/07/18.

No podía dejar pasar la oportunidad de volver a ver a mi grupo favorito, por lo cual, tal y como acabaron su actuación en el Rock Fest, salí disparado para casa a intentar descansar unas horitas para ponerme en marcha hacia Madrid.
Yo soy el primero que reconozco que esto se esta acabando y que Paul es una sombra de lo que fue cantando, pero yo espero llegar a jubilarme con el ímpetu que posee él, que tiene edad para retirarse, cosa que tengo entendido pretenden hacer en un futuro bastante cercano.
La oferta del cartel era muy interesante, pero un problema de montaje retrasó más de 2 horas la apertura de las puertas del Wizink Center y la banda que tenía que abrir el concierto, THE BLACKMORDIA, no pudieron hacerlo y fueron MEGADETH lo encargados de calentar al personal.
Con únicamente 9 temas (el retraso afectó a todos, porque tenían programados 60 minutos de actuación y solo hicieron 50, sumando bis y despedida) y comenzando por Hangar 18, los de Mustaine no dan casi respiro, porque lo que habla Paul no lo hace Dave, que solo hizo pequeño saludo tras el cuarto tema My Last Words.


Acompañados de un buen sonido y con la pantalla que ocupaba toda la parte trasera del escenario, emitiendo imágenes en cada uno de los temas, ejecutaron un buen show en el que no faltaron sus éxitos Symphony Of Destuction y Peace Sells, tocando Holy Wars... The Punishment Due con la aparición de Vic Rattlehead (su mascota) en el escenario.
Una muy buena actuación que nos supo a poco.



Ha sido el concierto de KISS mas corto que he visto de todas las veces que he podido disfrutarlos, (a excepción de su actuación en Donington 88, cuando fueron Special Quest de IRON MAIDEN) porque 90 minutos son pocos para esta banda, lo que hizo que nos quedáramos un poco cojos de temas a comparación de los que sonaron la noche anterior.


Lo que si fue más convencional fue el guion escénico al casar más los momentos shock con los temas interpretados.
En esa ocasión después del "You Want The Best, You Got The Best, The Hottest Band In The World" y tras la caída del telón, aparece la banda a pie de stage y lo que desciende desde lo alto es la batería (primer cambio) para interpretar Deuce y reafirmarnos que sin faltar ningún artificio de los habituales en sus shows, es el escenario más simple que ha llevado la banda en años.


Llevan desde su reunión con maquillaje (22 años!!!) basando su listado de termas más en aquella primera época de los 70, que alguna aportación más no iría mal de otros exitazos, pero es que también nos gusta escuchar Shout It Out Loud, War Machine o Firehouse, momento en que Gene escupe su lengua de fuego.
Se agradece que dejen a Tommy cantar Shock Me incluyendo el solo con los disparos de cohetes, seguida de Say Yeah única concesión moderna al set, volviendo al redil con I Love It Loud, y entonces valoras que Gene sigue conservando un buen nivel de voz y que Paul está entonando algo mejor que la noche anterior, lo que demuestra en el sopresón de la gira, Flaming Youth.
A renglón seguido Calling Dr. Love, que no sonó en Can Zam, Lick It Up (la única de los 80), y entramos en el momento solo de Gene, con su gorgoteo de sangre y el vuelo hasta una plataforma en las alturas para ejecutar God Of Thunder.



Tras I Was Made For Loving You, Paul quiere acercarse al público y subido a una tirolina atraviesa el pabellón para posarse sobre una pequeña tarima para interpretar Love Gun y acto seguido, tras un pequeño solo, nos da la intro de Black Diamond, y aprovechando el principio del tema, regresa al escenario en el momento en que Eric empieza a cantar la que sería la canción que cerraría el set.
En un mínimo lapsus de tiempo (es que no lo hay), atacan lo bises con Detroit Rock City y fin de fiesta por todo lo alto con toneladas de confeti, fuegos y petardacos a ritmo de Rock And Roll All Nite, para deleite de todos.
La fiesta es fiesta y tiene un nombre: KISS!!!

TEXTO Y FOTOS: Ferkiss.