10/7/18

Rock Fest Barcelona 2018 - Parque de Cam Zam. Dia 1


Ha sido una sorpresa el llegar a la puerta y ver que no había ningún problema para acceder al recinto por la inexistencia de colas ni aglomeraciones.
Es verdad que el hecho de ser jueves haya propiciado que el personal se presente mas tarde y nos haya permitido ver la escasa actuación de BORN IN EXILE  banda originaria de Santa Coloma, lugar de emplazamiento del festival, que sin haberlos escuchado con anterioridad nos han gustado mucho.




A las 14.30 estábamos en la valla para ver a AMARANTHE que han realizado un muy buen show durante la hora de la que han dispuesto, con una preciosa Elize Ryd en un estado vocal magnífico como siempre y disfrutando de la incorporación de Nils Molin, cantante de DINASTY en la voz limpia, que hace que les da más calidad, notándose mucho en temas como Digital World, 1.000.000 Lightyears,  Invicible  (mi favorita), The Nexus, Endlessly o Boomerang por nombrar algunos de los temas ejecutados.














Momento de avituallamiento durante la hora de TANKARD, que se merecen el respeto de clásicos que son, manteniendo su tralla sonora y cachonda y reivindicando su amor por la cerveza.





Consiguiendo una posición cercana hemos vito a ECLIPSE, que ya parecen aquella parte de familia que ves cada 6 meses, porque cada Rock Fest actúan y al poco tiempo los tienes otra vez por aquí, y la verdad es que nos gustan mucho. Aunque la banda ha sonado perfecta, Erik Matterson ha tenido momentos en lo que se le ha oído muy justito y llegando a sufrir en algún tema.


Un set más corto pero compuesto por éxitos como The Storm, Wake Me Up, Blood Enemies, Battlegrounds o I Don't Wanna Say I'm Sorry por nombrar algunos, lo que hace que los amantes del Hard Melódico disfrutemos mucho.



Teníamos que elegir, o ver a DEE SNIDER o hacer cola para que nos firmaran ACCEPT y como buenos frikis, FIRMAS!!
La verdad es que estuvimos muchos años sin poder ver a TWISTED SISTER y luego no parábamos de verlos, amén del odioso "huevos con aceite", que sonó, porque estamos haciendo gira en solitario pero de todo el listado de temas solo 4 son nuevos y el resto los temas más famosos de su banda madre:
Under The Blade, I Wanna Rock o You Can't Stop Rock & Roll, por ejemplo.
En la lejanía comprobamos que Dee sigue siendo la bestia parda de siempre, pero la banda no suena como TWISTED... ¡Normal!

Debíamos  sacrificar alguna banda para poder descansar ante lo que se nos venía  y fueron URIAH HEEP, el primer clasicazo del festival, a los cuales tampoco les he puesto mucha oreja al no ser una de mis grupos de cabecera, pero que no puedo dejar de alabar su actuación, ya que aún sentados en la carpa tomando un café, nos hicieron prestarles la atención que se merecen.

¡Y empieza la guerra!
Pillando una situación avanzada en el escenario donde harían su aparición ACCEPT, disfrutamos de un show de hora de los germanos que siguen presentando su The Rise Of Chaos del que solo sonó el tema con el que abrieron Die By The Sword, que sumado a 9 temas más compondrían el set, con una banda que demuestra en cada show porque es la mejor banda heavy que ha dado Alemania.




Y si no quien puede negar que Teutonic Terror o Pandemic  ya son clásicos, o que Restless And Wild, Princess Of The Dawn, Midnight Mover, Up To The Limit, Fast As A Shark, Metal Heart y Balls To The Wall son historia del  Heavy.
Otra de esas actuaciones que pasa volando por lo que disfrutas y gozas.





Aun resonaban los últimos acordes de ACCEPT, cuando el escenario izquierdo se ilumina y empieza la intro, que nos avisa que the Priests is back y como una explosión empieza Firepower el primer corte y titulo de el último trabajo de los sacerdotes de Judas, con un sonido compacto y la voz de Haldford mejor que en otras visitas a la ciudad, los temas nuevos, de los que sonaron dos más, funcionan muy bien y no desentonan con los clásicos, que al final, es lo que todos queremos.




Grinder, Sinner y The Ripper, con imágenes reales, reconstrucciones y dibujos victorianos del Gran Jack, nos destrozan las cervicales, para caer de lleno en el ritmo machacón de Bloodstone.




Y llega la primera sorpresa, Saints In Hell nos deja hipnotizados con sus imágenes de ángeles caídos y seres demoniacos como si fueran sombras chinescas, muy original y vistoso, que nos transporta hasta Turbo Lover para mi, uno de los mejores temas de la banda.




A estas alturas, nos damos cuenta que tanto Richie Faulkner, sustituto de K. K. Downing, como Andy Sneap, sustituto de Glenn Tipton y productor, no desentonan ni un ápice en la formación e interpretan con respeto y maestría los temas más emblemáticos la banda.



Scott Travis amenaza con reventarnos el cerebro y las vísceras cuando aporrea sus timbales en Freewheel Burning, marcando un tempo endiablado y Haldford no se arruga, quien tubo retuvo y no hay discusión posible.




You’ve Got Another Thing Comin’ nos hace desgañitar en su estribillo para prepararnos para la aparición del METAL GOD en Harley con fusta entre los dientes, gafas de sol y gorra de cuero, asintiendo con la cabeza, como queriendo decir, os voy a machacar, y lo sabéis mamones. Y si, lo sabemos y lo disfrutamos porque sabemos que eso solo puede significar una cosa, Hell Bent For Leather, magnifica y casi sin descanso, Painkiller, el talón de Aquiles de Haldford, que en esta ocasión, como en otras últimamente, defiende con dignidad, y con ritmo más cercano al original del 90.

Un pequeño parón nos pone el corazón en un puño, aparece una silueta familiar con menos cuero y tachas, pero con guitarra colgando y no es otro que GLENN TIPTON, que en medio de una ovación acorde a su estatus, interpreta Metal Gods,  Breaking The Law, y  Living After Midnight, para dar por finalizada una descarga más que potente de JUDAS PRIEST, ojala hubieran tocado Victim Of Changes, tal como hicieron en Bilbao, pero me quedo con lo que rezaban las pantallas de video, The Priests Will Be Back, amén.




Como plato fuerte del primer día del festival era el momento de disfrutar del esperado concierto de OZZY.




Tras una sucesión de imágenes que mostraban fotos de todas sus épocas, el concierto arranca con Bark at the Moon y el desfile de clásicos en el setlist es continuo, Mr. Crowley, Suicide Solution, I don't Know...




La primera concesión a su época dorada en BLACK SABBATH  es Feary Wear Boots y mientras el concierto discurre te vas dando cuenta de varias cosas.
Ozzy no está ni mucho menos al nivel vocal que todos quisiéramos y en muchos temas queda claro que va justito, no se mueve tanto como antes ni tira cubos de agua al público, pero aún así, con casi 70 años, aún puede ofrecer un buen concierto y su compañero de fatigas durante años, el guitarrista Zakk Wylde, seguramente para dar minutos de descanso a Ozzy, se hace bastante repetitivo con sus interminables solos.




Por otro lado, el bajista Rob Nicholson y el baterista, el gran Tommy Clufetos, cumplieron a la perfección con sus roles.
Adam Wakeman, teclista, estuvo perfecto durante todo el concierto e incluso ayudó con la guitarra cuando los temas lo necesitaban.




Aún así, los temas escogidos hacen que el concierto sea una auténtica gozada, con una puesta en escena espectacular, dominada por una gigantesca cruz tridimensional que se ilumina i proyectan imágenes recurrentes con el tema que suena junto con un juego de rayos laser que consigue la ilusión de que estamos dentro de la música, y el público lo demuestra coreando War Pigs y por supuesto uno de los temas más esperado de la noche, Shot in the Dark, que enlazado con la celebrada Crazy Train hacen que el concierto acabe de la mejor manera posible.




Aún había tiempo para bises y Mama I'm Coming Home y por supuesto Paranoid pusieron el recinto de Can Zam patas arriba como fin de fiesta a lo que en resumen fue un buen concierto y una oportunidad para ver a una leyenda como el gran Ozzy Osbourne.











Y para acabar nuestra primera jornada, los suecos H.E.A.T. que nos han hecho pasar una hora magnifica con su Hard Rock ochentero, aportando su toque juvenil y moderno, ya que como banda llevan 10 años y aun menos de reconocimiento internacional, disponiendo Erik Grönwall de una voz prodigiosa, aparte de un sonido compacto en Bastard Of Society, Redefined o Sin City, el medley que intercalan en Beg Beg Beg compuesto por Whole Lotta Rosie de AC/DC y Piece Of My Heart 
de ERMA FRANKLIN, o Emegency y Inferno.
Otra banda a la que hay que intentar ver en sala, sin falta.
Esto es lo que dio de si nuestro primer día de festival.

TEXTO: Ferkiss, Metalmaniac y Ziltoid.
FOTOS: Metalmaniac.